Política Medioambiental

Club Nautico San Vicente do Mar

 

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES

IT_13/01 Rev.0, Mayo-2012

 

 

 

 

1. INTRODUCCIÓN

El medio ambiente y su estado de conservación es actualmente uno de los problemas con los que se enfrenta la sociedad moderna. Los puertos deportivos y las actividades que en ellos se desarrollan pueden ser generadores de impactos negativos sobre el medio ambiente. Actualmente, el medio marino está sufriendo las consecuencias de una contaminación ambiental creciente debido a la mala gestión de los aprovechamientos de los recursos naturales. Esta situación es especialmente delicada en los puertos deportivos, puesto que por su ubicación y por la naturaleza de las actividades que se desarrollan en sus instalaciones, son susceptibles de provocar afecciones al medio ambiente que los rodea.

Los puertos deportivos deben tomar conciencia y asumir la responsabilidad derivada de su comportamiento en la preservación del entorno del puerto para evitar la pérdida de biodiversidad marina y, en definitiva, el empeoramiento paulatino del estado del  medio ambiente, así como favorecer su regeneración.

Como consecuencia de todo esto desde el CLUB NÁUTICO DE SAN VICENTE se decidió por la implantación de un sistema de gestión de calidad basado en la norma  UNE 188004.

El presente código de buenas prácticas ambientales está orientado a todo el personal que trabaja para o en nombre del CLUB NÁUTICO DE SAN VICENTE y para todos los usuarios del mismo.

Con el fin de minimizar el impacto negativo que producen los productos, procesos y servicios del CLUB NÁUTICO DE SAN VICENTE se dan a conocer unas sencillas prácticas que con ayuda e implicación de todo el personal que accede las instalaciones sea propio o contratado por los clientes para tareas de mantenimiento, nos permitirán reducir los trastornos ambientales que se generan como consecuencia de nuestras actividades.

 


2. BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES EN LA GESTIÓN DE LAS INSTALACIONES Y SERVICIOS ESPECÍFICOS DEL NÁUTICO

 

A) OFICINAS

Las oficinas son una fuente de consumo de recursos naturales y generan una tipología concreta de residuos. Conviene adoptar medidas prácticas y sencillas que permitan minimizar estos aspectos.

1.       En el caso de los residuos:

o   Depositar cada tipo de residuo en su contenedor correspondiente.

o   Existen residuos de gestión especial y que están asociados a sistemas integrados de gestión tales cómo pilas, pequeñas baterías, tubos fluorescentes, cartuchos de impresora y toners.

o   Utilizar pilas recargables o en su defecto pilas alcalinas, puesto que poseen una mayor vida útil.

o   No retirar el tóner cuando se den las primeras señales de agotamiento, mover, agitar y volver a colocar.

2.       En el caso del papel

o   Intentar reutilizar para borradores o fax el papel utilizado por una sola cara.

o   Emplear papel reciclado y de menor gramaje siempre que sea posible.

o   Evitar los excedentes de fotocopias, de folletos publicitarios y notas informativas.

o   Utilización de la comunicación informática para reducir el uso de las impresoras y faxes.

o   Utilización de la %u201Cvista previa%u201D antes de la impresión para evitar errores.

o   Impresión en calidad borrador para evitar el dispendio de tinta.

3.       En el caso de material


o   Compra de productos reciclados siempre que sea posible (papel, cartuchos de tinta, etc.).

o   Utilizar hasta agotar los materiales de trabajo: lapiceros, gomas, block de notas, rotuladores, etc.

o   Reutilizar los residuos generados de los recursos ya utilizados para darles usos alternativos (cajas, carpetas, etc.).

o   Usar productos que no necesiten baterías o pilas, como por ejemplo: calculadoras solares.

o   Elegir productos con embalajes mínimos para reducir la generación de residuos.


¿Sabías que cada 10 contenedores de papel para reciclar se evitará la tala de 1 árbol, el consumo de 250 litros de petróleo o la contaminación de 25000 litros de agua?

  

4.       Gestión y utilización de plásticos

o   Depositar los vasos y las botellas de plástico utilizados en los contenedores adecuados, evitando que se mezclen con otros residuos.

o   Utilizar vasos de cristal en lugar de vasos de plástico.

o   Reutilizar los envases de plástico.

5.       Limpieza de la oficina

  • Utilizar productos de limpieza que no sean agresivos con el medio ambiente, evitar el uso de sustancias que contengan fosfatos o cloro.
  • Seguir las instrucciones del fabricante en el relativo a dosificación.
  • Usar productos cuyos envases sean reciclables.
  • No utilizar disolventes o productos catalogados como potencialmente peligrosos.
  • Utilizar el material agotando su vida útil al máximo de sus posibilidades.

6.       Consumo de energía eléctrica en la oficina

  • Asegurar el apagado de las luces y de todos los dispositivos eléctricos una vez acabada la jornada laboral en la oficina.
  • Utilizar equipos con mejor rendimiento energético (clase A, excelente rendimiento con menor consumo).
  • Evitar pérdidas de temperatura cerrando puertas y ventanas.
  • Usar dispositivos en los rangos de excelente confort (20ºC en invierno y 24ºC en verano). En verano un grado menos incrementa el consumo de energía en un 8% y un grado más en invierno un 10% más de energía.
  • Sustituir las antiguas lámparas incandescentes por sistemas basados en fluorescentes (ahorran incluso un 80% y duran 8 veces más).


¿Sabías que las lámparas fluorescentes pueden durar 10 veces más que las incandescentes?

 

B) PANTALÁN

 

Las tareas cotidianas en las embarcaciones que se encuentran amarradas en el pantalán, pueden producir una significativa afección al medio marino. Mientras el barco permanezca en el amarre se recomienda a los usuarios:

  • Pedir información en las oficinas del puerto sobre la manera de proceder para el depósito de los desechos generados en la embarcación.
  • Asegurarse que las empresas que nos realizan el mantenimiento de los barcos hacen un uso racional de los recursos y una gestión adecuada de los residuos depositándolos en los contenedores habilitados al efecto.
  • Utilizar los aseos, vestuarios y demás servicios básicos del puerto en lugar de los de la embarcación.
  • Los residuos domésticos generados en la embarcación deben depositarse en los contenedores adecuados antes de salir a navegar.
  • Respetar el entorno natural durante las operaciones de desamarre, amarre y circulación por las instalaciones portuarias.
  • Utilizar exclusivamente agua para baldear las embarcaciones tras realizar una travesía.

C) VARADERO

El varadero o dique seco es un lugar habilitado específicamente para la limpieza e "hibernaje" de las embarcaciones. Por lo tanto, es importante analizar cuáles son las actividades que allí se desenvuelven y las buenas prácticas que se pueden aplicar.

En la zona de "hibernaje" se recomienda primar la estancia de barcos con poco uso en este lugar.

En muchas ocasiones este espacio de trabajo también es utilizado cómo lugar habitual para efectuar las operaciones de reparación y mantenimiento de las embarcaciones a nivel mecánico (pequeñas reparación de motores, cambios de aceite, pintado, etc

En las operaciones realizadas en el varadero o dique seco, se recomienda lo siguiente:

 

1.       En el caso de limpieza de cascos

Las buenas prácticas en las operaciones de limpieza ayudan a minimizar el potencial contaminante de las aguas procedentes del lavado, a reducir la generación de residuos y a optimizar el consumo de agua. El agua procedente de las operaciones de lavado debe tratarse adecuadamente. Cabe recordar que está prohibido el vertido directo e indirecto de aguas de la limpieza de las embarcaciones al mar.

 

  • Usar preferiblemente detergentes biodegradables. No utilizar detergentes con fosfatos, puesto que contribuyen a la hipoxia o falta de oxígeno del medio acuático, repercutiendo notablemente sobre la flora y fauna existente.
  • Usar sustancias de limpieza en cuya composición no aparezca ningún tipo de disolvente.
  • En ocasiones es suficiente aplicar agua a presión para eliminar la suciedad incrustada.
  • Mantener los envases que contienen los productos de limpieza perfectamente cerrados.
  • Emplear la dosis adecuada en la aplicación de pinturas, y en cualquier caso seguir las prescripciones indicadas por el fabricante.
  • Realizar una primera limpieza en seco siempre que sea posible, por ejemplo mediante cepillos. Con ello se consigue un doble objetivo, disminuir la cantidad de productos químicos a utilizar y, por tanto, su potencial contaminante, y ahorrar el consumo de agua.
  • Optimizar al máximo el consumo de las sustancias empleadas en la limpieza de cascos, con ello reduciremos el número de residuos de envase producidos.
  • Emplear la dosis indicada por el fabricante en cada una de las sustancias empleadas.
  • Utilizar preferiblemente trapos de tela y no de papel para las operaciones de limpieza.
  • Depositar los envases de los productos de limpieza empleados en los contenedores de recogida selectiva existentes, evitando que se mezclen con otros residuos.
  • Los envases que hayan contenido sustancias peligrosas deben ser tratados como residuos peligrosos, depositándolos en el contenedor adecuado para tal efecto.
  • Depositar los trapos y material de limpieza contaminado en los contenedores adecuados. Aquellos que contengan restos de sustancias peligrosas (disolventes, aceites, etc.) deben depositarse en los contenedores específicos para sustancias peligrosas.
  • Utilizar pistolas de agua a presión con parada automática.
  • Utilizar la mínima cantidad de agua posible.
  • La limpieza debe realizarse cuando realmente sea necesario, evitando la limpieza innecesaria o por partes, puesto que conllevan un mayor volumen de agua a emplear.

 

2. En el caso de 'hibernaje' de embarcaciones

Debe prepararse adecuadamente la embarcación para el tiempo que ésta permanezca varada en el puerto.

  • Inspeccionar y limpiar las sentinas de la embarcación antes de que ésta sea varada o almacenada durante un prolongado espacio de tiempo.
  • Realizar una completa inspección de la embarcación, de manera que se asegure que no existen fugas de fluidos mecánicos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de privacidad.