News

Crónica de Portosín

 

9/7/4. Club Náutico de Portosín. Ría de Muros y Noia.

Las embarcaciones que participan en la Primera Travesía Marítima Xacobea han cubierto hoy una etapa de 35 millas entre Camariñas y Portosín. La meta está muy cercana, solo a unas treinta millas, en la Ría de Arosa, pero hoy quedaba por salvar el último gran escollo; cruzar el Cabo de Finisterre.

Las condiciones fueron duras, más si cabe que los anteriores días. Los vientos, que sobrepasaron los treinta nudos, han obligado a los patrones de las embarcaciones a navegar “a la francesa”, es decir, usando sólo la vela de proa para que la fuerza que el viento ejerce sobre la vela mayor no pueda atravesar el barco en la mar y contra el oleaje, lo que sería un peligro.

Ayer la organización de la travesía nos llevó a visitar el Faro de Cabo Vilano, en plena Costa da Morte, y su farera, la primera mujer y las más antigua que ostenta esa profesión, nos contaba que sufría cada vez que veía como los veleros como los nuestros se enfrentaban a los temporales y no es para menos, Meteo Galicia había avisado de este temporal y aunque nuestra flotilla de barcos llegó sana y salva a su destino, la embarcación de Salvamento Marítimo de Camariñas tuvo que salir al rescate de un velero de unos once metros al que el temporal reinante acababa de dañar severamente, destrozando sus velas y su piloto automático. Era realmente impactante ver el lastimoso estado en el que quedo el barco, después de que la naturaleza descargara sobre el su fuerza.

Hoy será la última crónica que escribamos desde el Rotán que, con pena, tiene que retirarse de la travesía sin terminarla, para poder regresar a su base. Aún nos quedan por recorrer las mas de doscientas millas que nos separan de Luanco y si seguimos hasta el final las condiciones meteorológicas previstas para la zona pueden impedirnos llegar a tiempo para reincorporarnos al trabajo.

Pero esta no será la última crónica de esta peregrinación marítima Xacobea, A partir de hoy, un compañero, Antonino García, embarcado en una de las dos goletas que participa en la regata, terminará el reportaje narrando las aventuras de los dos días de navegación que faltan para llegar a Puerto Cruz, punto final de esta travesía.

Tanto mi hija Emma, autora de algunas de las fotos que han acompañado a estos reportajes, como yo, nos sentimos apenados, pero contentos con la aventura que emprendimos ya hace casi quince días y desde aquí queremos darle las gracias a ASNAUGA, la Asociación de Clubs Náuticos de Galicia que con tesón, esfuerzo, buena voluntad, amabilidad y toda clase de facilidades para con los participantes ha conseguido organizar con éxito esta Primera Travesía Xacobea que hoy termina para nosotros pero que esperamos se repita. Desde luego nosotros, con algo más de tiempo, intentaremos regresar el próximo año.

Enhorabuena a ASNAUGA por esta iniciativa que ya es una realidad.

En nuestra memoria quedan grabadas las sensaciones vividas, el gusto de tantos buenos momentos y mientras escucho aullar el viento y silbar los obenques, siento que no vamos con el deseo de volver para disfrutar otro año más de la compañía de los buenos navegantes y mejores amigos que han compartido con nosotros esta aventura que se ha convertido en toda una experiencia para un padre y una hija que han navegado y continuaran navegando por estos difíciles mares y que nos han ayudado a entendernos mejor.

Las dos próximas crónicas se la escribirá Antonino García, así que gracias también a ti, Antonino, por terminar este trabajo que empecé con placer y termino con pena, la de no poder completarlo.

 

Desde el Roatán saludos de Emma y José Luis Conty.

 

 

Crónica de Camariñas

 

Camariñas 8 de julio de 2.014

Un día más y una etapa más de esta peregrinación marítima que cada vez nos acerca más a Padrón, punto al que, según se dice, llegó la barca de piedra en la que viajaba el cuerpo del Apóstol Santiago.

Hoy ha sido la segunda etapa más larga, unas sesenta millas que, Emma y yo, en el Roatán, hemos tardado en recorrer ocho horas y media y en la que hemos tenido la oportunidad de navegar a vela prácticamente desde la salida. Primero de ceñida, que es navegar contra el viento y después con portantes ( a favor del viento ), pero por fin los tripulantes “veleristas” hemos vista satisfecha esa necesidad que es sentir la libertad que te da el viento, el placer denavegar sin ruidos, escuchando solo como las olas golpean la proa del barco y como este se desliza después cabalgando sobre ellas.

Hoy, quizás, hemos terminado más cansados que otros días, porque la vela es exigente con los músculos de los marinos y porque ayer, las tripulaciones asturianas del Club San Balandrán de Avilés, el que más tripulantes aporta a esta Travesía Xacobea, nos reunimos después de cenar y… Ya se sabe, nos acostamos tarde.

Todos los barcos hemos llegado bien. Unos antes, otros después y alguno, como casi todos los días remolcado por fallos en el motor, pero eso es lo bueno que tienen los cruceros de vela, que si falla el motor siempre está nuestro propio motor natural y ecológico, el viento, que en caso de avería solo nos obliga a solicitar una ayuda para entrar al puerto.

Camariñas es el único puerto que tocamos en La Costa da Morte, llamada así por la peligrosidad que implica para la navegación dada la cantidad de bajos alejados de la costa que hay en esta zona.

La Costa de Morte se sitúa entre el Cabo Fisterra y la Punta Roncadora, que recibe su nombre debido al eco que produce el rugiente oleaje entre sus rocas.

Esta es una tierra de naufragios y leyendas, y de los riesgos que supone para la navegación nos hablan sus frecuentes y graves naufragios.

El desastre marítimo más importante ha sido el de la Armada Española que en la noche del 28 de noviembre de 1596 perdió 25 barcos y 1706 hombres. Los naufragios se cuentan aquí por cientos, siendo famosos los del Segrent y el Captain dos navíos de guerra ingleses que se hundieron en el siglo XIX. Entre ambos perdieron la vida más de 570 marineros.

 

En el año 2.002, frente a estas costas, se hundió también el Prestige, causando el mayor desastre ecológico de nuestro país.

Así que mañana, si todo sigue como hasta ahora, cruzaremos el punto más peligroso, Finisterre (Fisterra), y entraremos en las aguas de la Ría de Noia y Muros, mucho más protegidas del mar abierto que hemos surcado hasta ahora y que raramente te permite navegar con olas de menos de dos o tres metros altura.

 

 


 

La flota Xacobea “vuela” hasta las Rías Baixas

 

                                                                                                            

La flota Xacobea “vuela”

hasta las Rías Baixas

 

  • Vientos del norte llevan en volandas a los peregrinos de la Travesía Náutica a Portosín
  • Todos los barcos participantes completaron la cuarta etapa en poco más de cinco horas
  • La penúltima etapa trasladará mañana, 10 de julio, la ruta marítima Norte hasta Ribeira
  • La versión Sur – Mediterráneo ya espera en Portonovo y llega el viernes a Cabo de Cruz

 

La “I Travesía Náutica Xacobea” entró este miércoles, 9 de julio, en las tranquilas aguas de las Rías Baixas después de cubrir la distancia de 41 millas (65 kilómetros) que separa Camariñas de Portosín. El mar de fondo que acompañó a la flota desde el pasado domingo, cuando partió desde Ribadeo, dejó paso al viento del norte, con rachas de 30 nudos (55 kilómetros por hora), que permitieron a los participantes completar la cuarta etapa en apenas cinco horas.

Santiago ya está más cerca. Los peregrinos de la ruta marítima que organiza la Asociación de Clubes Náuticos de Galicia (ASNAUGA) dieron otro paso hacia su meta. En una jornada en la que acompañó el sol y el viento, los 28 barcos y 150 participantes superaron la complicada Costa da Morte, que durante dos días puso a prueba la resistencia de las embarcaciones y de los peregrinos.

La flota se puso en marcha a las nueve de la mañana y una hora más tarde todas las unidades enfilaban la boca de la ría superando Muxía y enfilando hacia Cabo Touriñán. Las previsiones de viento, norte durante los próximos días, provocaron que dos embarcaciones asturianas decidiesen permanecer en puerto. Fue el caso del “Roatán”, patroneado por José Luis Conty, y del “Guayacán”, un Beneteau Antares que comandan los avilesinos Roberto e Ignacio. Ambos esperan mejores condiciones para preparar su regreso a Asturias.

A medida que se acerca la meta varias unidades se van uniendo a la flota “xacobea”. Una de ellas es el “Papageno”, procedente de Irlanda con un navegante solitario, Peter Haden. “Voy solo y sin dinero, así que no tengo problemas”, bromeaba el patrón irlandés en los pantalanes del Real Club Náutico Portosín.

A bordo de las goletas “Nieves 4” y “Nauja” el buen ambiente continúa reinando y los mareos provocados por el mar de fondo ya se han olvidado. La espectacularidad de la costa asombra a los peregrinos, procedentes de Vigo, A Coruña, Santiago, Monforte ... El paso por los cabos Touriñán y Fisterra fue uno de los momentos cumbres de la etapa, completada con una entrada en la ría de Muros y Noia en la que los arroaces (delfín mular) acompañaron a los barcos hasta su llegada a puerto.

La jornada de este jueves, 10 de julio, consistirá en una travesía desde Portosín a Ribeira de 34 millas, ya en la ría de Arousa, a escasos kilómetros de la meta. De esta forma está previsto que el viernes se realice la última etapa hasta Cabo de Cruz. Allí, esperará la flota procedente de la versión Sur – Mediterránea para navegar todos juntos. El sábado se realizará una ruta en catamarán por el río Ulla hasta Padrón y desde allí se realizará el último tramo hasta Santiago.

 

   

LOS PEREGRINOS LLEGAN A CANGAS, PRIMER PUERTO EN 'TERRA GALEGA'

 

 

LOS PEREGRINOS LLEGAN A CANGAS, PRIMER PUERTO EN 'TERRA GALEGA'

 

Los peregrinos con el alcalde de Cangas y el presidente del náutico de Rondeira en el cocello de Cangas

 

El Concello de Cangas recibe a los peregrinos en el salón de plenos, ofreciéndoles algunos detalles de la ciudad gallega

En la escala de Oporto, los peregrinos pudieron visitar y degustar los caldos de la Bodega Churchill's

 

Cangas (Pontevedra), 08 de julio de 2014


La Travesía Náutica Xacobea toca a su fin. Los peregrinos arribaban hoy, a primera hora de la mañana, al Real Club Náutico Rodeira Cangas, primer puerto en 'terra galega' cerrando así la antepenúltima etapa que les ha llevado desde el puerto portugués de Oporto al español de Cangas.

Quedan dos etapas cortas, que llevarán a los peregrinos desde Cangas a Porto Novo, en Sanxenxo, y de éste puerto a Cabo de Cruz, cerrando así la travesía el próximo 11 de julio. Una aventura que tuvo sus inicios en aguas italianas de Génova el pasado 15 de junio con sólo dos barcos y que va a decir adiós con once barcos: Odysseas Dos, Idus, Melvil, Elora, Alba Plena, Colambre, Manacora, Pata Palo, Mar de Nergha y Bahía de Nerga.

Los peregrinos han sido recibidos por el alcalde del Concello de Cangas, José Enrique Sotelo y el presidente del club de Rodeira; Humberto Ferral en el salón de plenos del concello. Los patrones de los ochos barcos recibieron de manos de Sotelo y Ferral un plato de cerámica con el escudo de la ciudad, como recuerdo de su visita a la ciudad. Por la tarde estaba programada una excursión por los puntos históricos más importantes de Cangas.

Sotelo, en su intervención, ha destacado y ha hecho hincapié en su agradecimiento a los peregrinos por escoger Cangas como primera parada en aguas galegas. El edil ha explicado un poco la historia de la ciudad, y sus encantos, destacando los 36 kilómetros de costa y 29 playas, único en toda España con esas cifras.

Cerraba su intervención aceptando la invitación de los peregrinos en completar una de las dos últimas etapas, aunque matizó que "espero poder organizar mí agenda y compartir con vosotros estas últimas millas hasta Cabo de Cruz", concluía

El presidente del club, por su parte, daba la bienvenido a todos los peregrinos, destacando el esfuerzo del 'camino' con cerca de 1.500 millas náuticas desde Génova. Paloma Vázquez, delegada territorial de Turismo Lugo y representante de la Xunta de Galicia, en su intervención, apuntaba que "llegamos al final del camino y nos da un poco de pena, aunque todos tenemos algo de ganas de volver a casa, ver y estar con nuestras familias".

Vázquez, y ya en un aspecto más institucional, ha manifestado que "el objetivo marcado desde Turismo y Xunta de Galicia se ha cumplido", añadiendo que "buscábamos desde un principio promocionar el turismo náutico galego, además de rememorar, en cierta medida, la peregrinación de San Francisco de Asís, por  lo que la I Travesía Náutica Xacobea, y esperamos que haya una segunda travesía,  es una iniciativa pionera y uno de las actividades centrales del VIII Centenario da Peregrinación de San Francisco de Asís a Santiago". concluía.

El Comodoro de la expedición, José García, en su breve intervención, ha comentado que "la travesía toca a su fin, han sido días muy buenos, y algunos no tanto. Hemos tenido buenas condiciones meteorológicas, en líneas generales, también algo malas, pero llevaderas".


VISITA A LAS BODEGA CHURCHIL'S DE OPORTO

En la tarde noche del domingo 6 de julio, los peregrinos tocaban el último puerto portugués, llegando a  Oporto. Tras un breve descanso, fueron recibidos por los directivos y representantes de Douro Marina, entre ellos su director comercial José Sampaio.

Los peregrinos, ya en la jornada del lunes 7 de julio a las 10:00 horas, fueron invitados por la Bodega Churchill's para conocer sus instalaciones y poder degustar sus caldos.


RUMBO A PORTO NOVO, PENÚLTIMA ETAPA DE LA RUTA SUR

Mañana, 9 de julio sobre las 10:00 horas, la flota de barcos de la Travesía Náutica Xacobea, Versión Sur, afrontarán su penúltima etapa: Cangas - Porto Novo.


Fotos: ©PEP PORTAS


               

             


 

LAS GOLETAS “NIEVES 4” Y “NAUJA” SE SUMAN A LA FLOTA XACOBEA

                                                                           

 

 

LAS GOLETAS “NIEVES 4” Y “NAUJA” SE SUMAN A LA FLOTA XACOBEA

 

Los peregrinos llegan a la ría de Ares a bordo de las dos embarcaciones clásicas

La “I Travesía Marítima Xacobea” cierra su etapa más larga, 56 millas desde Viveiro

Viento del noroeste y jornada soleada para doblar Estaca de Bares, Ortegal y Prior

La ruta Sur – Mediterránea hace su última parada en Portugal y ya se dirige a Cangas

 

                        La flota de la “I Travesía Marítima Xacobea”, en su versión Norte-Atlántico, tiene dos nuevos integrantes. Las dos goletas “Nauja” y “Nieves 4”, fletadas por la Asociación de Clubes Náuticos de Galicia (ASNAUGA), se incorporaron este lunes a la flota en su camino hacia la ría de Arousa. Los dos barcos viajaron a lo largo de la jornada desde el puerto de Corme para hacer su entrada en Ares a mediodía.

Unas horas más tardaron los barcos que habían partido a primera hora de la mañana (organización y patrones decidieron que la salida se adelantase a las 07:00 horas) desde Viveiro con el objetivo de completar las 57 millas náuticas (unos 104 kilómetros) que les separaban hasta el Golfo Ártabro. Esta segunda etapa se realizó, al igual que la primera (Ribadeo-Viveiro), con buenas condiciones metereológicas. La flota enfiló el canal de salida con la primera luz del día y navegó con vientos del noroeste de 10 a 15 nudos (entre 19 y 24 kilómetros por hora).

La espectacularidad de la costa fue el mejor regalo para los participantes, que navegaron cerca de la costa para superar Coelleira, Estaca de Bares, Ortegal y Prior. No hubo que lamentar ninguna incidencia y tan solo el “Indalo Nono” (Club Náutico de Portosín) solicitó remolque a su entrada en Ares al haber enganchado aparejos en su hélice. Los 28 barcos y 150 peregrinos realizaron la travesía en unas diez horas y las primeras unidades llegaron a la marina coruñesa alrededor de las cinco de la tarde. La tercera etapa, con final en Camariñas, se realizará este martes, 8 de julio, y se prolongará hasta casi las ocho de la tarde del lunes. Posteriormente, la flota navegará en dirección a Portosín, Ribeira y Cabo de Cruz.

Mientras, desde Portugal ya se acercan a Galicia las embarcaciones que realizan la ruta Sur-Mediterránea. Tras completar el domingo la etapa que finalizó en Oporto, hoy lunes partían en dirección a Cangas, en la ría de Vigo, primer puerto gallego que tocarán en su camino a la ría de Arousa. Allí, todos los participantes remontarán el río Ulla en catamarán hasta Padrón, desde donde se realizará un último tramo a pie hasta Santiago.


   

Page 6 of 14

ASNAUGA C/Orense 11 Santiago de Compostela A Coruña Spain 15071

Privacy Policy

Contributors: